Ruta ornitológica a las orillas del río Tiétar

20.00

Categoría:

Descripción

grulla avistamientoEl valle del Tiétar  hace referencia al río del mismo nombre.  Es nuestro símbolo, siempre se le va a ver, siempre se le nombra. Es un tesoro. Nuestro tesoro. Nuestros antepasados iban a pescar al río tortugas y cangrejos para alimentarse.  Esta experiencia de la Casa de Pilar se acerca a él para descubrir la fauna y especialmente las grullas.

El turismo de observación está en auge. Descubrir el paisaje, la fauna y la flora con un guía es un verdadero placer para los amantes de la naturaleza. Es una ruta ornitológica, lineal, de alto valor medioambiental a las orillas del río. De octubre a febrero es la  época, fantástica, de concentración de grullas (grus grus) comunes procedentes del norte de Europa. Esta ave migratoria de  tamaño similar al de la cigüeña posee un plumaje  de color gris ceniza, con largas plumas en la parte trasera del cuerpo, cabeza y cuello de color blanco y  negro. Con sus patas largas puede alcanzar los 6 kg. El macho y la hembra son similares. En las tardes de invierno regresan a sus dormideros situados cerca del río Tiétar. Con una vegetación típica de sotobosque, retamas, alisos chopos, sauces. Se podrá ver una plantación de moreras, testimonio del cultivo de gusanos de seda, en el siglo XVIII, para la Real Fábrica de seda de Talavera de la Reina.

En verano se pueden ver las oropéndolas, la cigüeña negra y el abejaruco por estas laderas. La tortuga Galápagos, autóctona de la zona es huidiza, le gusta mucho tomar el sol y con muchas precauciones y paciencia se le puede observar atentamente. Las nutrias también viven por aquí. Los verdecillos, el águila culebrera, el milano real o común son parte de este paisaje que pertenece a la red Natura 2000 de la UE. Este espacio protegido es zona ZEPA ( zona de especial de protección de aves) y LIC ( lugar de interés comunitario).

Observar ar la llegada de las grullas a su zona de descanso al atardecer es siempre espectacular, estremecedor, es una escena única de la naturaleza, de lo mas grande, dicen algunos , que se pueda contemplar en el Valle del Tietar.

Esta ruta no presenta ninguna dificultad, se pide vestirse con  ropa de color neutro, marrón o verde oscuro, evitando los colores vistosos. Traer prismáticos y cámaras de fotos para traer recuerdos  así como un  calzado adecuado es lo idóneo.

Esta ruta tiene una duración de 2h 2h30. Precio por persona 20€